El efecto invernadero alcanza límites históricos

El efecto invernadero ha alcanzado niveles históricos en mayo de 2013 debido a que la concentración de CO2 en la atmósfera supera por primera vez las 400 ppm.

Efecto invernadero. Máximo histórico de CO2

Efecto invernadero. Máximo histórico de CO2

Máximo histórico del efecto invernadero

El efecto invernadero ha tocado techo en este mes de mayo de 2013. El nivel de dióxido de carbono en el aire ha superado la barrera de las 400 partes por millón, por primera vez desde que se comenzó a tomar datos en 1958, alcanzando por lo tanto su máximo histórico desde que los seres humanos “dominan” el planeta. Debemos tener en cuenta que el CO2 es uno de los principales responsables del efecto invernadero.

Las mediciones que han producido este impacto sobre el efecto invernadero son, concretamente de 400,03 ppm.  Han sido publicadas por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EEUU (NOAA) y fueron registradas por su centro de seguimiento en Mauna Loa (Hawaii). En el gráfico de arriba podéis ver la evolución de la concentración del CO2 en el último año y su rápido crecimiento en los últimos meses. De ahí la gran preocupación por su influencia sobre el efecto invernadero.

Los datos representan las lecturas sobre el Océano Pacífico y, a falta de controles más minuciosos sobre la precisión de las mediciones, establecerían un nuevo récord en la cantidad del principal responsable del efecto invernadero y del cambio climático. Se cree que estos niveles no se conocen en la tierra desde hace millones de años.

Los expertos en clima consideran que la temperatura de la Tierra podría aumentar entre 2 y 2,4 grados por encima de esa cifra de 400 ppm, con lo que el efecto invernadero podría tener consecuencias catastróficas..

Al Gore ha recordado en su blog que esta simbólica cifra supone un toque de atención para recordarnos que estamos alterando la composición de nuestra atmósfera a unos niveles desconocidos.

“Este número es un recordatorio de que durante los últimos 150 años -y especialmente en las últimas décadas- hemos contaminado de forma imprudente la capa protectora que rodea la Tierra y protege las condiciones que han permitido el florecimiento de nuestra civilización”, ha asegurado el exvicepresidente de EEUU y Premio Nobel de la Paz por sus acciones contra el cambio climático.

“Las 400 partículas por millón deberían servir para hacernos despertar”, declaró el geólogo Ralph Keeling. “Todos deberíamos apoyar en este punto la transición a las energías limpias para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, antes de que sea demasiado tarde para nuestros hijos y nuestros nietos”.

La tendencia, sin embargo, va en sentido contrario. En los últimos cinco años, al rebufo de la crisis, los mercados han vuelto a apostar por los combustibles fósiles, especialmente por la obtención de gas natural por el controvertido sistema del ‘fracking’ (fractura hídrica) y por las perforaciones petrolíferas en los océanos a grandes profundidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *